Artículos

Mujeres, literatura y ciudad. Annette García A.

La quintrala

En la historia de la ciudad de Santiago las mujeres y la escritura tienen un rol fundamental. Durante la colonia, como era común en todo Latinoamérica, y también, como un viejo residuo de la Edad Media en este lado del océano, la escritura de puño femenino está íntimamente ligada a la religión y la fe. Para el caso de las mujeres de la clase alta santiaguina, entrar a un convento era una especie de carrera profesional. Ingresar permitía librarse de un matrimonio arreglado, las labores de la crianza de muchos hijos, las responsabilidades del hogar, pero por sobre todo, la posibilidad de educarse.  Al entregarse a Dios, las mujeres tenían la posibilidad de aprender teología, filosofía, música, literatura y artes.

La escultura del dios Neptuno del Cerro Santa Lucía: relato de una itinerancia. Mariana Milos M.

Recorrido de Cultura Mapocho 21 de marzo 2013 Fuente de la imagen: Sebastián Milos Montes

Es el soberano absoluto de la Terraza Neptuno del Cerro Santa Lucía, que le debe su nombre. Enmarcado en un arco de triunfo con cúpula, corona a su vez la entrada majestuosa de tres niveles que se construyó entre 1897 y 1903  para ornamentar el nuevo acceso al Cerro desde la Alameda. Esta remodelación no fue menor, de hecho fue necesario expropiar y demoler diversas construcciones que impedían su acceso e interrumpían su vista desde la Alameda.

Memoria en la ciudad: el homenaje a Lincoyán Berríos. Paola Canto

Plazoleta Santo Domingo - Urbatorium

El 28 de julio pasado se cumplió un año desde que Lincoyán Berríos, junto a Fernando Ortiz y Horacio Cepeda, pudieron finalmente ser sepultados, luego de 36 años de desaparición en manos de la dictadura militar chilena. Existen, sin embargo, huellas en la ciudad que nos han regalado, casi imperceptiblemente para muchos de los transeúntes del centro de Santiago, un poco de su presencia y de lo que representa para la historia de nuestro país. Nos referimos al Memorial a Lincoyán Berríos Cataldo, ubicado en la esquina de Santo Domingo y 21 de mayo.

Crónicas viajeras: Guatemaya. María Soledad Caracci C.

La isla de Flores, vista desde San Miguel. Marzo 2013.

Dejé México, lindo y querido, y pasé dos días por Belice. No me gustó para nada su capital, pero disfruté un montón su naturaleza (unos monos comieron de mi mano, con eso les digo todo). Llegué a Guatemala, sin tener idea de lo que me esperaba, porque algo me empujaba en esa dirección desde hacía tiempo. Y llegué a un país que me bendijo.