Artículos

“Ramalinos Maulinos” por Annette García

articles-86435_thumbnail

La aparición del ferrocarril fue una revolución a nivel mundial. En Chile, tanto el Estado como empresas privadas se encargaron de la construcción de vías que conectaron los principales puertos con las ciudades interiores. De las vías principales se desprendieron otras más pequeñas para llegar a los valles interiores, y los ramales, se multiplicaron por todo el país otorgándole a localidades pobres y asiladas, la oportunidad de conectarse con el resto del territorio nacional.

Es cierto que la construcción de vías férreas originalmente tenía el propósito de impulsar el transporte de carga, también existió todo un proyecto a nivel nacional

Viajar la ciudad. Vólker Gutiérrez

Volker-int

Viajar la ciudad es un artículo de nuestro presidente Vólker Gutiérrez en la revista de libros y literatura infanto juvenil Había una vez.

“Si creemos y queremos que las ciudades sean lugares de encuentro e intercambio, es preciso re-conocerlas. Y para eso debemos ejercitarnos en viajar por ellas, lo que puede (y debe) ser un ejercicio lúdico, entretenido, educativo (de aprendizajes significativos) e incluso aventurero, especialmente para los más pequeños, que menos las conocen y que se pueden fascinar.”

Te invitamos a seguir leyendo esta interesante columna en Había una Vez.

Vólker Gutiérrez “En mi calle”. Columna de El Mostrador

volker

Nuestro presidente Vólker Gutiérrez escribió una columna para “El Mostrador”, que compartimos con ustedes

“En mi calle” cuenta la cotidianeidad del lugar donde vive, sus singularidades y la riqueza de la vida de barrio. En el otoño, en mi calle, los arreboles con sol poniente son espectaculares y hacen juego con las hojas de variados tonos rojizos que se descuelgan de sus árboles.

Crónicas Viajeras. Honduras: Fantasmas de Carnaval.

Carnavalón. Saba, junio 2013.

Algo me había informado sobre mi siguiente destino: la Guerra del Fútbol, los recientes golpes de estado, el narco, las maras, los aeropuertos clandestinos, el lago, los garífunas, la migración (nos cruzamos con un montón de “mojados” que iban rumbo al norte), los carnavales, la violencia… Pero, si algo he aprendido moviéndome, es que uno nunca sabe lo suficiente sobre el lugar que visitará.